Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

 

Los niños de Irena Sendler (2009) Dir. John Kent Harrison  
The Courageous Heart of Irena Sendler Subtítulos en español  
Durante la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), Irena Sendler, una empleada del Departamento de Bienestar Social de Varsovia, se sirvió de su trabajo para organizar un grupo de personas, cuya misión consistía en evitar que los niños judíos del gueto de Varsovia fueran conducidos a los campos de exterminio.

Irena Sendler nació como Irena Krzyzanowska el 15 de Febrero de 1910, cerca de Varsovia, en Otwock. Su padre, Stanisław Krzyżanowski, era un reconocido médico. Este falleció en 1917 de la enfermedad del tifus causada por tratar a pacientes judíos rechazados por sus colegas médicos. Tras el fallecimiento de su padre Irena no disponía del dinero suficiente para sus estudios y los líderes de la comunidad judía ayudaron a la futura enfermera y pagaron sus estudios.

Estudió Derecho, Filología y Pedagogía, dedicándose sobre todo a la ayuda social dentro del Comité Ciudadano de Bienestar del Ayuntamiento de Varsovia trabajando como enfermera y asistente social, trabajo que le permitió entrar y salir libremente del gueto de Varsovia.

Cuando en Octubre de 1940 los jerarcas nazis crearon el gueto de Varsovia, Irena comprobó horrorizada como las condiciones en las que se encontraban los habitantes del mismo eran más que deplorables, no podía creer como una persona podía sobrevivir así y sin ningún viso de que la situación mejorase mucho más a corto plazo. Decidida, se puso manos a la obra. Fuera del gueto, por parte de varias organizaciones judías se intentaba que la vida dentro del mismo fuera un poco mejor para sus habitantes. Se crearon organizaciones infantiles y juveniles, escuelas de enfermería e incluso una facultad de medicina clandestina. Colaboró en la organización Zegota que procuraba suministrar comida, ropa y cuidados a los judíos. Su nombre en la clandestinidad era Jolanta, ella misma llevaba un brazalete con la estrella de David cuando caminaba dentro del gueto que lucía aparte de para pasar desapercibida, como signo de solidaridad con los ocupantes de tan infame lugar.

Se unió al Consejo para la Ayuda de Judíos. Consiguió identificaciones de la oficina sanitaria, una de cuyas tareas era luchar contra las enfermedades contagiosas. Y aprovechando que

Trailer de la película "The Courageous Heart of Irena Sendler".

Irena fue administradora principal del departamento de bienestar social de Varsovia.

los alemanes temían posibles epidemias de tifus y otras enfermedades contagiosas, permitieron que los polacos controlaran las posibles epidemias y enfermedades producidas en el recinto. Sin tardanza se puso en contacto con las familias a las que les ofreció sacar a sus hijos fuera del gueto pero lamentablemente no podía prometerles ninguna garantía de éxito, pero sí que se esforzaría a máximo para que los niños estuviesen a salvo, cosa que consiguió en la mayoría de los casos… muchas familias se negaron a separarse de sus hijos y desgraciadamente los condenaron a un destino tan cruel como el de ellos mismos… la muerte por enfermedad, por inanición, por palizas, ejecuciones arbitrarias por parte de los invasores o deportados a los temidos campos de la muerte. A veces, cuando Irena o alguna de sus colaboradoras volvían a visitar a las familias para intentar convencerlas de que les darían a sus hijos una posibilidad que allí dentro no tendrían, se encontraban con que todos los miembros de la familia habían sido llevados ya al tren que los conduciría a los campos de exterminio.

A los que pudo conseguir comenzó a sacarlos en ambulancias como enfermos de tifus, más adelante lo haría de todas las formas y maneras posibles y que se puedan imaginar… en sacos de patatas, cajas de herramientas, cargamentos de ladrillos, ataúdes, sacos

de arroz, cestos de basura, cualquier forma y sitio era utilizado para salvar cuantos más niños mejor. Una vez fuera se les daba un nuevo nombre y un lugar en el que esconderse: conventos, colegios, orfanatos o familias católicas. La propia Irena Sendler mantenía un sistema de registro con el fin de conocer cuál era el verdadero nombre de cada niño con el fin de que, una vez terminada la guerra, pudieran reencontrarse con su familia.

"La razón por la cual rescaté a los niños tiene su origen en mi hogar, en mi infancia. Fui educada en la creencia de que una persona necesitada debe ser ayudada de corazón, sin mirar su religión o su nacionalidad".
Irena Sendler

Niños judíos en el gueto de Varsovia de 1942.   Las familias que aceptaron entregaron a sus hijos, y estos fueron sacados por medio de ambulancias en un principio, con el pretexto de que eran enfermos graves que se dirigían al hospital.   Irena arriesgó su vida para salvar a más de 2500 niños.
Irena quería que los niños evacuados pudieran algún día recuperar sus vidas y sus identidades verdaderas y como comenté antes ideó un sistema de archivo que consistía en anotar en trocitos de papel todos los datos del niño, su nueva identidad y su ubicación. Todo guardado en botes de conservas enterrados bajo un manzano en el jardín de su vecino. Allí guardo el pasado y el futuro de más de 2500 niños.

En Octubre de 1943 los alemanes tuvieron constancia de sus actividades y el día 20 de ese mismo mes, Irena Sendler fue detenida por la Gestapo y llevada a la prisión de Pawiak donde fue brutalmente torturada. En un colchón de paja encontró una estampa de Jesús Misericordioso con la leyenda: “Jesús, en ti confío”, que conservó consigo hasta el año 1979, momento en que se la obsequió a Juan Pablo II.

Ella era la única que sabía los nombres y las direcciones de las familias que albergaban a los niños judíos. Aguantó una tortura insufrible, le rompieron los pies y las piernas entre otras “lindezas”. Sin embargo aguantó estoicamente sin decir una sola palabra y se negó a traicionar a sus colaboradores o a cualquiera de los niños trasladados fuera del gueto y su localización así que fue sentenciada a muerte.

Pero mientras esperaba la ejecución, un soldado alemán se la llevó para un "interrogatorio especial". Al salir del recinto, el soldado le gritó en polaco "¡Corre!". Al día siguiente se halló su nombre en la lista de los polacos ejecutados. La causa fue que los miembros de la organización Zegota habían logrado sobornar a los alemanes que la custodiaban, por lo tanto no hubo ejecución oficiosa pero si oficial, e Irena continuó con su magnífica obra trabajando para seguir salvando niños pero esta vez desde la clandestinidad y con una identidad falsa.

Cuando terminó la guerra, desenterró los frascos y le entregó las notas al doctor Adolfo Berman, el primer presidente del Comité de salvamento de los judíos sobrevivientes que localizó con la ayuda de las notas que Irena escribió a los 2.500 niños que se hallaban con sus familias adoptivas.

Irena Sendler se casó y tuvo tres hijos y aun tuvo problemas con el régimen socialista que se instauró en Polonia.

Irena Sendler fue honrada en 1965 y recibó el título de "Justa entre las Naciones" por la Organización Yad Vashem
En 1999, un grupo de estudiantes de Kansas que realizaban un estudio sobre el Holocausto judío se toparon por casualidad con el nombre de una mujer polaca y un dato junto al mismo: Irena Sendler, que así se llamaba, había salvado ni más ni menos que a 2500 niños del gueto de Varsovia durante la ocupación nazi. Salía a la luz, más de medio siglo después, la imagen de una ancianita a la que muchos de aquellos niños, ahora convertidos en adultos, reconocieron en los medios de comunicación. La historia de Irena Sendler fue la historia de una mujer valiente y con unos valores puros. Al margen de ideales políticos y religiosos, Irena se jugó de la vida para salvar a seres inocentes de una muerte segura.

La Orden del Águila Blanca de Polonia, título de Justa entre las Naciones de organización Yad Vashem de Jerusalén o su candidatura al Premio Nobel de la Paz fueron algunos de los reconocimientos a una mujer quien nunca pensó que su labor humanitaria descubierta muchos años después levantara tanto revuelo. Para ella fue lo que tenía que hacer.

Irena Sendler falleció en Varsovia, el 12 de mayo de 2008. Tenía 98 años.

 

 

 

 

 

Fecha del evento: Domingo 4.09.2016 Casa Bruzzone Mar del Plata
Fecha del evento: Domingo 23.07.2017 Cáritas Catedral Mar del Plata