700 años de historia

Cronología

 
1209 - Niedzica fue fundada por el rey de Hungría, Andrés II.

1320 – 1325 – Fue construido un castillo por los hermanos Rykolf y Kokosz Berzevicz.

1325 - Se menciona por primera vez el nombre de castillo Dunajec de Niedzica en los documentos oficiales como “novum castrum Dunaiecz” del río que corre a sus pies y separaba en ese momento el territorio del estado húngaro del estado polaco. Sin embargo, también se utilizó el segundo nombre del castillo, derivado del pueblo de Niedzica. El castillo fue registrado como propiedad de la familia Jan y Rykolf Berzevicz, señores de Brzozowica.

1330 - El rey húngaro - Karol Robert confiscó estos bienes y se los entregó a Wilhelm Drugeth de Normandía, el propietario de las tierras de Spiš y Orava. Es a él a quien se le atribuye la expansión de una fortaleza de ladrillo que consiste en una torre residencial rodeada por un muro defensivo y una entrada desde el sur. Todavía tiene partes de este período de construcción.

1342 - 1347 – Niedzica no era la sede principal de Wilhelm, por lo que el rey tomó el castillo y se hizo cargo de la propiedad. Sin embargo, la propiedad volvió a la familia Berzewicz, pero de la línea de la familia Szwarc. Fueron ellos quienes mejoraron la funcionalidad de la fortaleza alrededor de 1347. Ampliaron la capilla, la sala de los caballeros y cavaron un pozo. En esa época se registró un asedio y un ataque al castillo.

1412 - El castillo pasó a ser propiedad de Polonia durante un breve período. En la escritura de hipoteca de ese año, en la que el rey húngaro Segismundo de Luxemburgo comprometió 13 ciudades de Spiš al rey Władysław Jagiełło, se estableció que la delegación polaca pagaría una cantidad contractual en el castillo de Niedzica, lo que también se hizo allí. Sin embargo, dado que el préstamo no fue devuelto, el castillo permaneció dentro de las fronteras de Polonia.

1439 - El castillo estaba en manos de Jan Schwarz, hijo de Piotr. Murió sin hijos en 1470. Así, desde el momento del nacimiento, el castillo de Niedzica permaneció en manos de la familia Berzewicz durante unos 150 años. A finales de los siglos XIV y XV, ampliaron el castillo.

1470 – Muere Jan Schwarz y el castillo pasa a ser propiedad de Emeryk Zapolya. Zapolya fue uno de los partidarios más devotos de la Casa Hunyadi y desde temprana edad estuvo al servicio de Jan Hunyadi, cuyo hijo, Maciej Korwin, se convirtió en rey de Hungría. Fue él quien, a cambio de su apoyo, nombró a Emeryk el propietario de Spiš y así Zapolya se hizo cargo del castillo. Amplió el castillo, elevó los edificios del castillo con una torre cuadrada y amplió el patio exterior entre otros. Tras la muerte de Stefan, hijo de Emeryk, su viuda, Jadwiga Zapolya, hizo una transacción con Andrzej Horvath, de Croacia, entregándole Niedzica y pagando 2.000 florines a cambio de Likava. Y he aquí una curiosidad. Stefan y Jadwiga tuvieron dos hijos: Jan y Barbara. La hija fue la primera esposa del rey Segismundo el Viejo y la reina de Polonia. El hijo se convirtió en rey de Hungría y se casó con la hija de su cuñado, Segismundo el Viejo.

1526 – Año trágico para Hungría. El rey Ludwik II Jagiellon, sobrino de Segismundo el Viejo, murió en la batalla con Turquía en Mohacz. Entonces el país enfrentó una guerra civil. Jan Zapolya y Ferdinand Habsburg, el heredero de la corona de acuerdo con el tratado vienés celebrado por los Habsburgo con los Jagiellonians, lucharon por el poder. El castillo de Niedzica fue inicialmente conquistado por los austriacos.

1528 – E castillo fue reconquistado por las tropas de Piotr Kostka de Orawa para el rey Jan Zapolya.

1529 - El castillo de Niedzica, junto con las concesiones de Spiš, pasó a manos del magnate polaco Hieronim Łaski, una de las figuras más interesantes de la época. Sesto se concedió sobre la base de la decisión del rey húngaro, Jan Zapolya. El mismo Hieronim hablaba los siguientes idiomas: italiano, francés, alemán y latín. Estudió en Roma y Bolonia. Se convirtió en compatriota de la corona, y poco después el rey Segismundo el Viejo lo envió como enviado a la corte de Francisco I y el emperador Carlos V. Las opiniones de sus contemporáneos están divididas y son claramente contradictorias. Algunos le atribuyen solo defectos y adicciones: codicia, vanidad, libertinaje, embriaguez, libertinaje, jactancia. Otros destacan sus extraordinarias habilidades, educación, rectitud de carácter, perseverancia, coraje intrépido y profundo conocimiento de las relaciones políticas en la Europa de la época. A la vuelta de 1527 y 1528, Zapolya envió a Hieronim como enviado al sultán turco, Solimán el Grande. Esta misión de gran éxito, que salvó a Hungría de la invasión turca e hizo de Zapolya un aliado de Turquía, fue generosamente recompensada por el rey Juan. Hieronim fue nombrado conde de Spiš, recibió el castillo y la ciudad de Kieżmark, así como Rychnów y Gielnica y, entre otras propiedades, también el castillo de Niedzica. El acto de nominación y concesión tuvo lugar en Tarnów en 1528 en la propiedad del Gran Hetman de la Corona y voivoda ruteno Jan Tarnowski, con quien se hospedó Jan Zapolya. En reconocimiento a sus logros posteriores, Zapolya nombró a Hieronim Łaski voivoda de Transilvania. Después de unos años, Jan Zapolya, como resultado de malentendidos e intrigas, perdió su confianza en Hieronim y lo encarceló. Solo gracias a la intercesión de la corte francesa, Hetman Jan Tarnowski y otros señores polacos, Łaski fue liberado en abril de 1535. Enojado, abandonó Zapolya inmediatamente y regresó a Polonia, y las concesiones en Spiš, que había recibido de Zapolya, pasaron a su esposa Anna. Łaski no se quedó mucho tiempo en Polonia.

1535 - Pronto fue a Viena y ofreció sus servicios a Ferdinand. A cambio, el 21 de agosto de este año, recibió de Fernando la confirmación de las concesiones de Spiš recibidas de Zapolya. Las concesiones para los Łaski fueron posteriormente confirmadas por el emperador Maximiliano II con el privilegio del 1 de abril de 1573. Aunque el castillo de Niedzica era propiedad de Hieronim Łaski, y luego de su esposa Anna de Rytwiany, quien lo entregó a su hijo Olbracht Łaski, el voivoda de Sieradz, a partir de 1538, debido a las prendas, fue transferido a varias manos.

1568 - El tamaño de la propiedad en Niedzica se evidencia por el hecho de que los campos que pertenecían aquí limitaban con las áreas pertenecientes a la ciudad de Biała Spiska, a 4 horas de distancia. Es por eso que el castillo de Niedzica tuvo frecuentes conflictos con esta localidad. Este año Zygmunt Palocsay, burgrave de Niedzica, atacó los campos de Biała Spiska, tomó ganado de pastoreo y secuestró a ocho habitantes de esta ciudad, arrojándolos a las mazmorras del castillo durante ocho meses.

1576 - El hijo de Hieronim, Olbracht Łaski, comprometió el castillo de Niedzica a Andrzej Balassa.

1589 - Andrzej Balassa se lo vendió a Jerzy Horvath de Palocsay.

1601 - Jerzy Horvath amplió la fortaleza medieval agrandándola con el castillo medio e inferior.

1617 – 1654 – Tras la muerte de Jerzy Horvath el castillo hereda su hijo Stefan, quien estuvo a cargo hasta 1654, año de su muerte.

1670 - Este año, el castillo de Niedzica pasó a manos de barón Sylvester Giovanelli.

1683 - Estos fueron los tiempos del levantamiento de los Kuruc de Imre Thokoly contra la corte vienesa, y debido a que Giovanelli era un partidario influyente de la Contrarreforma, Imre Thokoly rodeó el castillo en Niedzica y lanzó un ataque con cañones traídos de Levoča. Incapaz de resistir las balas de cañón, el castillo se rindió el 4 de mayo. Giovanelli salió en libertad a cambio de una gran suma de dinero y huyó a Cracovia, donde murió dos años después. En el mismo 1683, los bandidos liderados por Salantsy irrumpieron en el castillo y lo saquearon. La fortaleza ya no encontraría la paz.

1685 - Dos años después, el castillo fue recuperado por el ejército Habsburgo y entregado nuevamente a la familia Giovanelli.

1685 – 1776 – En estos años ha reinado la paz en la fortaleza de Niedzica. La familia Giovanelli vivió aquí durante unos 100 años, y el último de ellos, Jan, fue enterrado en la iglesia de Niedzica en 1776. Ya no vivía en el castillo, sino en la mansión de Łapsze Niżne. Con la muerte del último descendiente de Giovanelli, el castillo Niedzica pasó, probablemente por parentesco, por tercera vez en su historia a la familia Horvath. Después de tantas travesías tormentosas, el castillo quedó en un estado de gran abandono, y los Horvath no vivían en él, sino en su finca de Palocsay.

1797 - Los propietarios cedieron el castillo por un tiempo a Sebastián Berzewicz, quien regresó de América del Sur con su hija Umiña y su nieto Antoni, descendiente del jefe inca peruano - Tupac Amaru. El contrato de arrendamiento del castillo duró sólo unos pocos años. En el siglo XIX, los Horvarth se establecieron allí nuevamente.

1817 - Cuando se incendió su castillo de Palocsa, Andrzej Horvath renovó el castillo de Niedzica, adaptó el castillo para fines residenciales y se mudó allí.

1821- 1823 - El propietario siguió con la renovación del castillo. En la antigua torre de la puerta, situada al sur, hay una capilla dedicada a S. Andrés. La reconstrucción y modernización con fines representativos incluyeron los edificios del castillo medio e inferior, mientras que las paredes góticas dañadas del distrito superior quedaron como ruinas pintorescas. El barón Andrzej Horvath era un tipo del viejo feudal con gran fantasía y esas peculiaridades. No había residencia de toda Hungría, donde el huésped se sentiría mejor que en el castillo de Niedzica. El atento y encantador anfitrión no tenía otras preocupaciones que hacer que sus invitados fueran agradables para su estancia en Niedzica, y no había fin a las fiestas y borracheras".

1828 - Después de la muerte de Andrzej, el castillo pasó a manos de su hermano Ferdynand Horvath. Allí se celebraban sesiones de la corte de Spiš, también se desarrollaba el turismo en forma de rafting por el Dunajec, que comenzaba entonces cerca del castillo.

1843 – Cuando murió Ferdynand y el castillo pasó a ser propiedad de su hijo Alexander y su hija Kornelia, que se había casado anteriormente con Aleks Alapi Salomon. Cuando el castillo fue destruido por un incendio a mediados del siglo XIX, se inició su reconstrucción.

1856 – 1861 - En 1856 murió el último representante masculino de la familia Horvath de Palocsa, Alexander, y Aleks Alapi Salamon completó la renovación del castillo en 1861.

1869 - Durante la división de la propiedad, el castillo pasó a manos de Teodor, quien se casó con la condesa Gizella Csaky.

1919 - A raíz del Congreso de Versalles, se establecieron nuevas fronteras en Europa, el castillo junto con 13 aldeas de Spiš, pasó a ser territorio polaco. El castillo de Niedzica permaneció en posesión de la familia Salamon hasta la Segunda Guerra Mundial.

1942 - Los Salamon eran amigos de Polonia. Durante la guerra. Ilona salvó a un grupo de exploradores del Ejército Nacional polaco que se trasladaban a Levoča. Un año después entregó todo el carro de comida, que la Cruz Roja Polaca distribuyó entre los prisioneros polacos en Alemania.

1943 - Hasta entonces, la familia Salomon residía temporalmente en el castillo, pero solo se utilizaban algunas de las habitaciones del castillo inferior, ya que el resto de los edificios sufrieron graves daños en esa época. Poco después, la familia húngara abandonó Niedzica para siempre.

1945 – Al final de la Segunda Guerra Mundial, el castillo abandonado comenzó a ser arrasado y desmantelado. Ya en 1945, Geza Salomón llegó a Niedzica con la intención de salvar la propiedad familiar. Desafortunadamente, el Ejército Rojo lo alcanzó y devastó el castillo. Con la participación de la población local, se robaron todos los equipos. Se sacaron las puertas y los marcos de las ventanas antiguas y se arrancaron los pisos. A los soldados del Ejército Rojo no se les enseñó a respetar la historia. Destruyeron archivos en casi todos los castillos que tomaron. Volúmenes antiguos, grabados antiguos y la biblioteca familiar fueron quemados en el patio de Niedzica. Las represiones de la posguerra afectaron a los antiguos dueños de la fortaleza, quienes fueron tratados como enemigos del nuevo sistema. Los familiares fueron encarcelados, enviados a provincias o despedidos. Algunos de ellos emigraron a Suiza. Este año se hizo la nacionalización del castillo de Dunajec en Niedzica.

1946 - El 31 de julio, Andrzej Benesz, junto con representantes de las autoridades locales, extrajo un tubo de metal sellado, de 18 cm de largo y 3,5 cm de diámetro, pegado en los extremos y soldado con plomo, de debajo del umbral de la puerta de entrada. Después de abrir la pipa en presencia de la comisión, sacó de ella un manojo de correas atadas con nudos. En sus extremos, estas correas estaban provistas de placas doradas. Los tres grupos distintos de branquias probablemente se referían a las tres partes del testamento inca. El fardo de correas de cuero encontrado es el llamado "quipu" o signos de números y calidad usados ​​por los indios peruanos. Probablemente marca el lugar donde se escondieron los tesoros incas. Por supuesto, la persona más interesada, el tataranieto de Antonio, Andrzej Benesz, intentó leer este mensaje. Se desconoce el destino tanto de la "burla" como de los tesoros que define. Andrzej Benesz muere en un accidente automovilístico en 1975.

1949 - El cuidado del castillo pasó a cargo del Ministerio de Cultura y Arte, que inició los trabajos de conservación.

1950 - El castillo fue traspasado a la Asociación de Historiadores del Arte. En el mismo año, las tormentas derribaron un roble centenario que se encontraba frente al castillo, que se decía que había sido plantado por una gitana, cuando el castillo pasó a ser propiedad de Jerzy Horvath, e iba a representar el destino de los Horvath de Palocsa. Las obras realizadas en el castillo en 1949-1952 aseguraron las ruinas y, durante las siguientes tres décadas, se continuó  trabajando en la reconstrucción completa del patio medio y bajo y asegurando el patio superior como una ruina permanente.

1963 - Se estableció un museo en el castillo.

2006 - Se abrió una cochera para los visitantes. De hecho, este edificio no tenía nada que ver con esta función, y en el pasado se utilizó como almacén de combustible.

Hoy en día, el castillo sirve como museo y hotel, siendo una de las mayores atracciones históricas en la parte sur del Voivodato de la Pequeña Polonia.

 

Curiosidades

El castillo de Dunajec en Niedzica es un gran escenario natural para rodear las películas. Aquí se rodaron " Wakacje z Duchami ", "Janosik", " Zemsta" y "The Witcher" de Netflix, donde sirvió como bastión en el reino de Temeria.

La altura de la roca, sobre la que se construyó el castillo, es de 556 m sobre el nivel del mar.

En el lado opuesto del río Dunajec, sobre la pendiente del lago, se encuentran las ruinas del castillo de Czorsztyn. Es otra historia para contar.

 

 

 

 

 

 

Publicado 19.02.2022 Mar del Plata Argentina