Exposición "Capitán Witold Pilecki, Héroe Invencible"

 
"Capitán Witold Pilecki, Héroe Invencible" en el Foyer del Teatro Auditorium. Pablo Solodki (izq.) y José Stawecki (der.) del Centro Cultural Cine Polaco Mar del Plata. Fot. José Stawecki.
Inauguración

Llegó el día tan esperado de la exposición de los afiches “Witold Pilecki, Héroe Invencible”. La inauguración se hizo en el prestigioso Teatro Auditorium de la ciudad de Mar del Plata. La exposición fue organizada por la Fundación Gdzie de Cracovia, el Centro Cultural Cine Polaco Mar del Plata y el Centro Provincial de las Artes del Teatro Auditorium con el apoyo de la Embajada de la República de Polonia en Buenos Aires.

La muestra, destinada al público en general, tiene como misión dar a conocer la historia del Capitán Witold Pilecki a través del arte gráfico. El Teatro Auditorium fue elegido como punto de partida de esta exposición que recorrerá todo el país.

El evento contó con la presencia del Director del Teatro Auditorium, Lic. Mariano Moro; el Primer Consejero del Embajador de Polonia para los asuntos culturales, económicos y promoción de Polonia, Grzegorz Sobocinski y el Consul Honorario de Rusia y Decano del Cuerpo Consular en Mar del Plata, Arq Jorge Kuznetzov. Fueron invitadas además las autoridades del Gobierno Municipal, miembros del Ejército, autoridades religiosas, educativas y del arte, así como presidentes de las distintas instituciones, la comunidad polaca de Mar del Plata e invitados especiales.

Muestra de afiches sobre Pilecki en el Teatro Auditorium, Mar del Plata. Fot. Marcelo G. Carrara. Muestra de afiches sobre Pilecki en el Teatro Auditorium, Mar del Plata. Fot. Marcelo G. Carrara. Muestra de afiches sobre Pilecki en el Teatro Auditorium, Mar del Plata. Fot. Marcelo G. Carrara.

El día 22 de septiembre el Teatro Auditorium abrió sus puertas a los invitados para que participen de la inauguración de la exposición “Witold Pilecki, Héroe Invencible”. Dicha exposición consta de 19 afiches, ganadores de un concurso internacional, organizado en el año 2016 en Polonia. Los afiches fueron expuestos en el Foyer del Teatro.

Luego de recorrer la muestra, los presentes se dirigieron al Café Teatral Emilio Alfaro para presenciar el acto ceremonial. El primero en dirigirse al público fue el director del Teatro, Lic. Mariano Moro, quien les dio la bienvenida, contando la importancia de ese suceso. Luego el Sr. Grzegorz Sobocinski de la Embajada de Polonia para pronunciar unas palabras sobre el evento. Después llegó el turno del Sr.Samuel Wolpin quien se ocupó de ampliar la información sobre la exposición, sus organizadores y sobre el Capitán Pilecki. Finalmente leyó una carta de Krzysztof Kosior, bisnieto de Witold Pilecki.Terminando la disertación la Sra. Daria Myrowicz anunció la proyección de un cortometraje "Tatusiu", de Małgorzata Kupiszewska. Luego la conductora agradeció a los presentes por su participación en el evento invitándolos al lunch, auspiciado por la bodega Circus.

Foyer del Teatro Auditorium, Mar del Plata. La expocición de los afiches "Capitán Witold Pilecki, Héroe Invencible" Fot. José Stawecki.
Foyer del Teatro Auditorium. Exposición de los afiches sobre Witold Pilecki. En primer plano Eduardo Roman Szokala. Fot. Jorge Kuznetzov. Foyer del Teatro Auditorium. Exposición de los afiches sobre Witold Pilecki. Fot. Auditórium Mar del Plata. Foyer del Teatro Auditorium. Exposición de los afiches sobre Witold Pilecki. Fot. Auditórium Mar del Plata.

 

Muestra de afiches sobre Pilecki en el Teatro Auditorium de Mar del Plata. Uno de los visitantes ilustres era el Consul Honorario de Rusia, Jorge Kuznetzov, acompañado por su esposa. Fot. Auditórium Mar del Plata.

El capitán Pilecki tendrá un lugar en el mundo

Es la primera vez que la exposición deja Europa para dar a conocer la persona de Witold Pilecki a través del arte gráfico en otros lugares del mundo. Argentina es la primera que tomó esta iniciativa.

¿Cómo nació la idea? En el año 2016 la Fundación polaca “Gdzie” - cuya traducción es “Dónde” - con sede en Cracovia, organizó un concurso internacional de afiches cuyo reglamento fue traducido y extendido a muchos países del mundo. La idea era dar a conocer el Informe del Capitán Witold Pilecki a través del arte gráfico y brindarle a su persona un merecido reconocimiento entre los grandes luchadores por los derechos humanos.

El concurso cuyo nombre fue “Capitán Witold Pilecki, Héroe Invencible. Informe de Auschwitz” fue realizado bajo el Patrocinio Honorario del Presidente de la República de Polonia, Andrzej Duda. Los concursantes compitieron por el premio del “Ministro de Defensa de la Nación” y de “La Fundación de Seguros Polaca - PZU”.

Se presentaron 512 obras de Canadá, Ecuador, Japón, Alemania, Ucrania y Polonia de las cuales se eligieron 44. Luego el jurado seleccionó 19 ganadoras, las cuales llegaron a ser exhibidas en las exposiciones de las ciudades en Polonia y fuera de ella. La exposición ya visitó: Alemania, Bélgica, Bielorrusia, Inglaterra, Italia, Lituania, Ucrania y el Parlamento Europeo en Bruselas. Es la primera vez que está exposición trasciende las fronteras de Europa y llega nada más ni nada menos que al Teatro Auditórium de Mar del Plata.

Muestra de afiches sobre Pilecki en el Teatro Auditorium, Mar del Plata. Fot. Auditórium Mar del Plata. Muestra de afiches sobre Pilecki en el Teatro Auditorium, Mar del Plata. Fot. Auditórium Mar del Plata. Muestra de afiches sobre Pilecki en el Teatro Auditorium, Mar del Plata. Fot. Auditórium Mar del Plata.

¿Cómo llegó a la Argentina?

A través de una iniciativa particular de la Sra. Dorota Wisniewska, presidenta de la Asociación Associazione Via dell'Ambra en Italia y del Sr. José Stawecki quien le acercó la propuesta de traer a la Argentina los afiches a la Sra Magda Konopacki, la directora de un conocido museo de la ciudad de Mar del Plata. A Magda le fascina la gráfica polaca. Después de una conversación le propuso a José Stawecki traer las obras a la Argentina y trabajar en conjunto con la Fundación Gdzie para exponer la muestra en distintos puntos de Mar del Plata y en la región. No fue una tarea sencilla. La descompensación del estado de salud de Magda Konopacki se interpuso con la organización de los plazos fijados para la exposición. Debido a ello se llegó a contemplar la no realización del proyecto. Sin embargo, gracias a la intervención de Pablo Solodki, que se incorporó a la iniciativa - el proyecto recobró su rumbo. Sumado a esto, La Embajada de Polonia en Buenos Aires brindó su apoyo para que la exposición se concretara. Siempre en contacto con la coordinadora de la Fundación Gdzie en Polonia, Malgorzata Kupiszewska, y contando con la excelente predisposición del Jefe del Departamento de Artes Visuales del Teatro Auditórium, Rodolfo Taulamet, dependiente de la Provincia de Buenos Aires, se pudo por fin realizar este evento.

Inauguración de la exposición de los afiches "Witold Pilecki, Héroe Invencible" en el Foyer del Teatro Auditorium., el 22 de septiembre de 2018. Fot. Marcelo G. Carrara.

Mariano Moro, director del Teatro Auditórium inauguró la exposición de los afiches sobre Pilecki. Fot. Jorge Kuznetzov. Embajada de Polonia fue representada por el Primer Consejero, Grzegorz Sobociński. Fot. José Stawecki. De discurso sobre Witold Pilecki se responsabilizó Samuel Wolpin. Fot. Jorge Kuznetzov.

¿Quién fue Witold Pilecki?

El Capitán Witold Pilecki es como una leyenda, una gran y única figura. Su destino se entrelazó con el destino de su tierra natal. Él defendió su libertad en 1920 durante la Guerra polaco-bolchevique. Luego en septiembre de 1939 durante la invasión de sus vecinos en la Segunda Guerra Mundial, llegó a conocer el infierno del campo de concentración alemán. Se internó voluntariamente para averiguar qué sucedía en los campos de concentración, y creó allí un movimiento de resistencia clandestino. Luchó en el Levantamiento de Varsovia. Insatisfecho con otra ocupación soviética al terminar la guerra, buscó firmemente la libertad y la soberanía. Fue asesinado por vándalos comunistas después de una cruel investigación y parodia del juicio.

En el Café Teatral Emilio Alfaro, durante la proyección del cortometraje "Tatusiu", Dir. Małgorzata Kupiszewska. Fot. José Stawecki.

"Informe de Witold"

Después de la fuga de Auschwitz, Pilecki escribió varios informes y estando en Italia en 1945 escribió su informe final. La recopilación de todos los informes son conocidos como "Informe de Witold".

El texto completo de los informes de Pilecki se publicó por primera vez en Polonia en el 2000, 55 años después de la guerra. Hasta el día de hoy fue traducido en varios idiomas en forma incompleta. El Informe completo está en idioma polaco e inglés, aún no está disponible en español.

El New York Times describió a un libro que contiene los informes de Witold Pilecki, publicado en inglés en 2012 como “un documento histórico de suma importancia”. The Auschwitz Volunteer. Beyond Bravery, traducido como “El voluntario de Auschwitz: Más allá de la Valentía” fue esperado por el mundo durante mucho tiempo. El libro trata sobre el testimonio del Witold Pilecki, capitán del Ejército Secreto Polaco, quien, en 1940 se internó voluntariamente en el campo de exterminio de Auschwitz, con el fin de crear allí un movimiento de resistencia y de informar al mundo entero sobre los impactantes crímenes que los alemanes cometían contra la humanidad en el lugar.

De gran importancia son informes escritos por Pilecki en 1945. Ahí detalla la política alemana del exterminio. Testifica sobre la actitud de los opresores alemanes, la organización del campo, la conspiración polaca y el comportamiento de los presos de manera extraordinaria, con un talento literario único. Pilecki comparte sus experiencias con el lector y formula claramente sus juicios morales sobre la inhumanidad del Holocausto. El informe es una fuente muy valiosa tanto para los especialistas del periodo de la Segunda Guerra Mundial, como para todos los amantes de una lectura interesante. Además, Pilecki escribió simplemente aquello por lo que había vivido o había pasado.

La biografía de Witold Pilecki refleja el trágico destino de los polacos en la primera mitad del siglo XX, marcado por la necesidad de luchar por la independencia de la patria y la incertidumbre del futuro. Pilecki nació en 1901 en el extremo norte: en Olonets (Carelia) en una familia de insurgentes polacos que lucharon contra el régimen zarista. Después de recuperar la independencia de Polonia en 1918 volvió a su patria, donde tomó parte en la guerra polaco-bolchevique entre años 1919-1921, que supuso el fin de la marcha triunfal del Ejército Rojo hacia Europa del Oeste. Durante el periodo de entreguerras, Pilecki se estableció en una granja en las cercanías de Lida (hoy Bielorrusia). Felizmente se casó con María Ostrowska con la que tuvo 2 hijos, Andrzej y Zofia. La vida feliz de la familia Pilecki fue interrumpida brutalmente en 1939 por la doble agresión a Polonia por parte de Alemania el 1 de septiembre y la Unión Soviética el 17 del mismo mes. Pilecki luchó contra los agresores alemanes y, después de la campaña perdida, trabajó en las estructuras de la resistencia polaca en Varsovia, siendo el cofundador del Ejército Polaco Secreto TAP.

Durante los discursos en la muestra de los afiches sobre Witold Pilecki en el Café Teatral Emilio Alfaro del Teatro Auditorium. En la primera fila sentados de der.: el padre Gerasim Wojciechowski - sacerdote de la Iglesia Ortodoxa Rusa en Mar del Plata, Cónsul Honorario de la Federación de Rusia en la ciudad de Mar del Plata, Jorge Kuznetzov con su esposa y el Primer Consejero - Grzegorz Sobociński de la Embajada de Polonia en Buenos Aires. Fot. Auditórium Mar del Plata.
El 14 de junio de 1940, en el área de la ciudad Oświęcim, incorporada al Tercer Reich, se instaló el campo de concentración Auschwitz. Poco después, hacia Varsovia ocupada, comenzaron a llegar las primeras informaciones dramáticas sobre el verdadero destino del campo. Los primeros prisioneros del campo eran patriotas polacos que, según los planes alemanes, tenían que ser eliminados con el fin de aniquilar a la élite de la nación polaca. Entonces Pilecki tomó una decisión valiente, convirtiéndose en un prisionero del campo para crear allí la estructura de la resistencia polaca en contacto con el TAP. El 19 de septiembre de 1940, usando un documento de identidad falso a nombre de Tomasz Serafiński, se dejó arrestar en la redada de Varsovia y durante los siguientes 2 años y 7 meses formó parte de los prisioneros del campo.
Muestra de afiches sobre Pilecki en el Teatro Auditorium, Mar del Plata. Fot. José Stawecki. Muestra de afiches sobre Pilecki en el Teatro Auditorium, Mar del Plata. Fot. Marcelo G. Carrara. Café Teatral Emilio Alfaro, Teatro Auditorium, Mar del Plata. Acto oficial en la inauguración de la muestra de afiches sobre Pilecki. Fot. José Stawecki.
Durante la proyección del cortometraje "Tatusiu" en el Café Teatral Emilio Alfaro, Mar del Plata. Fot. Embajada RP en Bs As. En todas las observaciones que Pilecki presentó en 1945 describe detalladamente las atrocidades cometidas por el sistema alemán contra los polacos y los judíos: las pésimas condiciones de vida, el trabajo agotador, la exposición al frío, el maltrato a los prisioneros por parte de la SS, la tortura física, el hambre, el castigo de muerte por delitos menores o imaginarios. No tenía ninguna duda de que el trabajo agotador tenía un objetivo claramente definido: aniquilar a las élites nacionales polacas.

Para Pilecki el campo de Auschwitz era un lugar ideal para desarrollar un movimiento de resistencia. A pesar de las extremadamente difíciles condiciones, Pilecki fundó la secreta Unión de Organización Militar - ZOW. Pronto sus filas se multiplicaron a un gran número. La ZOW sirvió no sólo para informar a los oficiales del Estado Secreto Polaco acerca de los presos, sino también para la mejora de sus condiciones de vida en el campo. Los miembros de la ZOW adquirían y distribuían alimentos entre los más necesitados y animaron a sus amigos, elevando su moral. Los medicamentos e incluso las vacunas, fueron contrabandeados gracias al apoyo de los polacos que vivían fuera del campo. El apoyo de la población local también posibilitó suministrar informaciones acerca de la política alemana de exterminio a las autoridades del Estado Secreto Polaco. La ZOW también creó sus estructuras con la esperanza de que el movimiento de resistencia polaco ordenara un ataque sobre el campo. Sin embargo, no se tomó esta decisión. Las fuerzas del Estado Clandestino Polaco eran demasiado débiles para llevar a cabo el asalto al campo.

Por razones obvias, los presos que trabajaban para la ZOW no podían tener arma alguna. Por ello, encontraron diversas formas de imponer un justo castigo a sus torturadores. Uno de los miembros de la conspiración fue Witold Kosztowny, que criaba piojos infectados con tifus para luego ponerlos en los uniformes de los más crueles funcionarios de la SS. De esta manera perdió su vida, entre otros, Siegfried Schwella, jefe de los médicos de la SS.
En cuanto a los espías que denunciaban la conspiración contra los alemanes, también fueron liquidados. Estas sentencias eran llevadas a cabo por los enfermeros miembros de la ZOW, tan pronto como los informantes llegaban al campo, les aplicaban inyecciones con agujas oxidadas o con veneno. Otra estrategia de los conspiradores fue copiar la llave del buzón dedicada a la correspondencia con las autoridades del campo. Sacaban de allí las denuncias hechas por los espías y escribían las suyas a su vez contra ellos. La organización incluso disponía de un radioescucha, por donde se daban informaciones sobre las derrotas alemanas en el frente oriental, mejorando la moral de sus compañeros del campo.

Pilecki escapó del campo el 27 de abril de 1943. El mismo escape fue organizado de manera increíble. Tres fugitivos obtuvieron puestos de trabajo en una panadería que se hallaba fuera del campo, copiaron la llave de la puerta frontal y consiguieron escapar a pesar de los disparos de los funcionarios de las SS. Tras su fuga, tuvo lugar un momento conmovedor, siendo cuando Pilecki conoció accidentalmente al verdadero Tomasz Serafiński, cuyos documentos había utilizado. Después de su exitosa huida, el capitán se dirigió a Varsovia, donde entregó toda la información relativa de su estancia en el campo.

Más tarde participó en el Levantamiento de Varsovia en 1944, cayendo de nuevo en cautiverio alemán tras la caída de la ciudad. Liberado en 1945 escapó a Italia, donde se unió al Segundo Cuerpo Polaco del Gral. Władysław Anders, quien un año antes había obtenido la famosa victoria en la batalla de Monte Casino. Fue entonces cuando Pilecki escribió su informe más largo.

 

Comunidad polaca durante la inauguración de la muestra de los afiches sobre capitán Pilecki en el Teatro Auditorium de Mar del Plata. De izq. Catalina Minniti, Teresa Wilczynski, Primer Consejero de la Embajada de la Rep. de Polonia - Grzegorz Sobociński, Rita Drzewiecki, José Stawecki, Norma Biskup y Bogumila Nalogowska. Fot. José Stawecki.

En Polonia, el final de la ocupación alemana dio paso a la llegada de los soviéticos, formándose un nuevo gobierno dependiente completamente de Moscú, el cual comenzó a eliminar a la élite polaca opuesta al gobierno de los comunistas. Pilecki comenzó a trabajar en la organización clandestina anticomunista e independentista NIE, significado “no” en polaco y también abreviatura de la palabra “niepodległość” - independencia. Fue arrestado en 1947. Torturado y castigado bajo unas condiciones terribles. Después de las torturas, en la última visita con su esposa, dijo: “Auschwitz era un juego de niños”. Acusado de espionaje, fue ejecutado el 25 de mayo de 1948. A día de hoy, aún no se sabe dónde se hallan sus restos mortales.

Exposición de los afiches del concurso internacional sobre Witold Pilecki en el Foyer del Teatro Auditorium. De der. Cónsul Honorario de la Federación de Rusia en la ciudad de Mar del Plata Jorge Kuznetzov y padre Gerasim Wojciechowski - sacerdote de la Iglesia Ortodoxa Rusa en Mar del Plata. Fot. Jorge Kuznetzov.

Durante exposición de los afiches sobre Pilecki. De der. Pte. de la Sociedad de los Polacos en MdP Ricardo Misiewicz y teniente coronel del Grupo de Artillería de Defensa Área (GADA), Jorge Li Puma. Fot. Ricardo Misiewicz.

Foyer del Teatro Auditorium. Hermanos Carlos y Daria Myrowycz de la comunidad polaca en Mar del Plata durante la exposición de los afiches sobre Witold Polecki. Fot. José Stawecki.

Su historia póstuma no fue mejor. Pilecki fue reconocido como enemigo de la Polonia comunista, siendo borrado de la memoria colectiva. La verdad sobre el héroe comenzó a llegar a la conciencia pública después de la Cortina de Hierro en 1989.

Jorge Kuznetzov, el Consul Honorario de Rusia (izq.) y Ricardo Misiewicz, Pte. de la Sociedad de los Polacos disfrutando de lunch, ofrecido en la inauguración de la muestra de los afiches sobre Pilecki. Fot. José Stawecki Pilecki, en su informe, no se limitó simplemente a informar sobre los acontecimientos en el campo, sino que intentó llegar a cuestiones antropológicas de comportamiento humano dentro de este. Dedicó mucho espacio a la reflexión sobre el complejo comportamiento humano en condiciones extremas. Destacaba que ante la inminente muerte se borraban las diferencias entre letrados y personas sin educación, entre ricos y pobres: todos se tuteaban. La estancia en el campo enseñó a los prisioneros la indiferencia a las cosas materiales: “Entonces la tierra parecía tan divertida y la gente en ella, ocupada con sus asuntos tan ínfimos a nuestros ojos.”

Pilecki presentó en su informe de una forma conmovedora las escenas de las atrocidades alemanas. Son impactantes las descripciones detalladas de castigos crueles a los presos, el sadismo, la fantasía o las apuestas hechas por los funcionarios de las SS, sobre cuánto tardarían aquellos enterrados vivos en morir. A aquellos que no fueron aniquilados por los alemanes, les esperaban otros peligros como el hambre y las enfermedades, transformándolos en una masa inerte, dejando a los piojos acampar a sus anchas y devorando vivos a los demasiado débiles para defenderse. A lo largo de su estancia en Auschwitz, Pilecki aprendió que la gente se comportaba mucho peor que los animales. Observando la brutalidad de los alemanes declaraba que el progreso tecnológico había sido inversamente proporcional a la cultura, que había registrado un retroceso, llevando al hombre del siglo XX a perder la sensibilidad de sus ancestros.

Durante su estancia en Auschwitz, Pilecki fue un observador muy cuidadoso y meticuloso por lo que muchas informaciones que provienen de él eran de suma importancia. Sin embargo, en retrospectiva podemos ver en algunos casos cómo la descripción no se ajustaba a la realidad. Por ejemplo, Pilecki escribió que los crematorios eran eléctricos, pero de hecho funcionaron con coque. También explicó erróneamente cómo funcionaba el gas Zyklon-B, el cual no tenía forma de cilindros o discos, sino debido a su facilidad de volatilización era enviado al campo sólo en latas selladas de metal. A pesar de estos errores, las informaciones sobre el exterminio de polacos y judíos hay que considerarlas cruciales.
Colectividad polaca junto al Cónsul de Rusia (segundo de la der.) en la inauguraci de la exposición de los afiches sobre W. Pilecki. Teatro Auditorium. Fot. José Stawecki. Lunch organizado después del acto inaugural sobre Witold Pilecki. Teatro Auditorium. Fot. José Stawecki. Colectividad polaca en la muestra de los afiches sobre Witold Pilecki en el Foyer del Teatro Auditorium. Fot. José Stawecki.

Otro aspecto a considerar es el sentido de humor del capitán Pilecki a pesar de las pésimas condiciones en las que vivía en el campo. Un error humorístico fue llamar “cura viejo” a Maximiliano Kolbe, que dio su vida por un compañero. Pilecki no se percató de que el heroico sacerdote tenía por aquellos entonces 47 años y era mayor que él en apenas 7 años de edad. Pilecki nunca resignó su sentido del humor, y a pesar de haberse referido al campo en repetidas ocasiones como un “infierno”, expresaba a su vez su admiración por los prisioneros, a quiénes les animaba la existencia y mejoraba su estado de ánimo con sus bromas.

El informe de Pilecki es una hermosa apoteosis de la humanidad que al final domina sobre el mal, incluso si ello al principio parece invencible. Esta victoria la consigue Witold Pilecki precisamente ahora, cuando sus heroicos hechos son de nuevo descubiertos por los historiadores, cuando finalmente se da su nombre a las escuelas, calles, plazas, puentes, y cuando por su conmemoración persevera la juventud. El recuerdo del heroico capitán traspasa lenta, pero constantemente, las fronteras de Polonia. No es sorprendente que el informe se haya hecho eco en los Estados Unidos, Gran Bretaña, Portugal, Italia o Argentina. Y es una pena que hasta el momento no pueda ser leído en el español. Ojalá esto suceda tan pronto como sea posible.

 

* * *

Aprovechando el encuentro en la inauguración de los afiches en el Teatro Auditorium, el Honorable Consejo Deliberante de la Municipalidad del Partido de General Pueyrredon de Mar del Plata otorgó al presidente de la Sociedad de los Polacos una copia del documento decretando de su interés el 55º Aniversario de la Fundación de la Sociedad de los Polacos, conmemorado el día 1º septiembre de 2018. El otorgamiento dio el Consejal Marcelo G. Carrara (en el medio), a su izq. presidente de la Sociedad de los Polacos, Ricardo Misiewicz y a su der. el Presidente del Centro Cultural Cine Polaco Mar del Plata y miembro de la Subcomisión de Cultura en la Sociedad polaca, Jisé Stawecki. Fot. Marcelo G. Carrara.
Comunidad polaca satisfecha por la muestra. Brindando por el éxito. Finalizando la inauguración.
Durante la inauguración de la exposición de los afiches en el Teatro Auditorium de Mar del Plata. En el medio Grzegorz Sobocinski, Primer Consejero de la Embajada de la Republica de Polonia. A su derecha Jorge Kuznetzov, Consul Honorario de Rusia y su esposa Roxy. A su izquierda José Stawecki del Centro Cultural Cine Polaco Mar del Plata y Norma Biskup de la comunidad polaca.

Resumiendo

Unos días antes de la inauguración el conductor del programa "Halo Polonia" de la TVP Polonia, Grzegorz Miśtal preguntó a José Stawecki si ¿la persona de Witold Pilecki realmente interesaría a los argentinos? La respuesta era tal como se esperaba. De los 180 invitados solo asistieron 1/3 de ellos. A pesar de poca ausencia es un número significante como para exponer por primera vez las obras de un desconocido Pilecki en Argentina. De los más ausentes fueron las personalidades de la política y la religión. Pero como eso recién empieza hay muchas expectativas que el publico conozca los Informes de Pilecki. La iniciativa está dirigida especialmente a los jóvenes, estudiantes universitarios, docentes. Tal vez en el ambiente educativo el informe de Pilecki encontrará la aprobación.

 

* * *

Los directivos del Centro Cultural Cine Polaco Mar del Plata agradecen al Ministerio de Gestión Cultural de la Provincia de Buenos Aires, al Director del Teatro Auditorium - Mariano Moro, al jefe de aérea del departamento de artes visuales - Rodolfo Taulamet y al Sr. Grzegorz Sobociński de la Embajada de Polonia por hacer todo lo posible para que está exposición se luzca.

A la Fundación Gdzie y su coordinadora Malgorzata Kupiszewska por su buena disposición para la realización este proyecto en la Argentina.

Agradecimiento a la Bodega Circus a la hora del lunch.

Se agradece a las siguientes personas que se involucraron en forma individual para que este proyecto tenga éxito:

Grycuk Carlos
Marchesini Víctor Francisco
Michalec Marta
Minniti Catalina
Montes Nidia Gladis
Salerno Fernanda
Stawecki Sebastián
Stawecki Sonia
Szokala Eduardo Román

La expocición fue abierta a todo público el día 23 de septiembre y se prolongó hasta el 6 de octubre de 2018.

Flash. Inauguración de la exposición exposición de los afiches "Capitán Witold Pilecki, Héroe Invencible" en el Teatro Auditorium de Mar del Plata.

 

 

 

 

 

 

Fecha del evento: Sábado 22.09.2018 Foyer del Teatro Auditorium Mar del Plata